sobre el amor

El buen amor

He aprendido mucho de Claudio Naranjo acerca del Amor en sus enseñanzas. Una de sus propuestas consiste en observar la fórmula interna que cada uno de nosotros posee sobre el amor. Esa fórmula está compuesta por tres tipos de amor, y, de su balance y calidad depende el buen amor interno. Veamos con detalle los tres tipos de amor.

Hay uno que tiene que ver con la idea de la madre, un amor que tiene que ver con la idea del padre y uno que tiene que ver con la idea del hijo.  En primer lugar podemos hablar del compasivo, el de madre. Y éste tiene que ver con la generosidad y la empatía. Sería el amor vinculado a la amistad.

Por otro lado, también podemos hablar del admirativo, que es el del padre, que se da cuando admiramos a alguien. Es una referencia al amor a lo ideal. Valoramos y reconocemos al otro.  Poder ver que hay algo mas grande que nosotros.

Por último, el erótico, que corresponde a la figura del hijo, representa el disfrute, el placer. Este sería el vinculado a la sexualidad.

Entre estos tres tipos de amores, todos tenemos una determinada fórmula dentro de nosotros. La salud y la plenitud de la vida amorosa se dan en relación con el equilibrio entre nuestros tres amores.

Algunos tienen mucho erótico, y poca compasión. Otros tienen mucho amor a lo divino o devocional  y poco amor erótico. Puede ser también, que cuando alguno de nuestros amores falta o no está desarrollado, lo tratamos de compensar a través de búsquedas  imposibles.

Entonces,  el buen amor consiste en unos buenos ingredientes y en una fórmula equilibrada. Y claro está, todas las fórmulas del amor están relacionadas íntimamente con el carácter. Por lo que el conocimiento y composición de nuestro propio amor puede ser de gran potencial conocimiento de nuestra personalidad.

Observando cómo estamos nivelados podemos desarrollar la expresión de nuestro potencial amoroso y buscar una manera de distinta de “amarnos” y amar al otro de una manera más sana. Distintas experiencias, influencias y tareas se pueden realizar para equilibrarnos. Si estás interesado en conocerlas, puedes contactar con nosotros y te acompañaremos en el proceso. Entretanto te dejamos un ejercicio como inicio del proceso:

Observa cómo se dan esos amores dentro de ti. ¿Cuánto de ello crees que puede tener que ver con tu carácter? ¿Cómo crees que puedes trabajar en el desarrollo del que crees tener más escaso?

Si crees que precisas ayuda puedes contactar con nosotros y te ayudaremos

Drala Gestalt es un Escuela de Formación Gestalt presente en Barcelona e Ibiza y avalada por la AETG desde 2006.