Tag

Claudio Naranjo archivos | Drala Gestalt

EDUCAR DESDE EL SER

SurgeEDUCAR DESDE EL SER

“Sólo podemos sanar el tejido a través de las células, las personas. Y para eso tenemos que sembrar la semilla en la escuela. Pero ha de ser una nueva escuela que tenga en cuenta los tres aspectos: el conocimiento, la salud amorosa y la salud instintiva”

                                                                                                                                                                                                                                                                                                Claudio Naranjo

La mayoría de docentes educan sin saber lo que están sintiendo sus alumnos. Y lo realmente emocionante y transformador sería que se pusieran en su piel: darse cuenta de lo que necesitan realmente. Educar desde el ser es educar desde el corazón y desde el instinto y no únicamente desde el conocimiento.

cómo es la educación hoy

La escuela tradicional prioriza la mente racional y divide el aula entre los que saben y no saben. Las metodologías se basan en la acumulación repetitiva de conceptos y en una mera transmisión de información. Se nos ha reprimido los aspectos emocionales e instintivos. Por ello, llegamos a adultos con gran dificultad para expresarnos desde el cuerpo y la amorosidad.

qué aporta Educar desde el Ser

Con la incorporación de metodologías activas en los centros educativos nace  “Educar desde el ser”. Es una iniciativa que impartimos en el Centro de Formación de Profesorado de Ibiza. El objetivo es formar a los docentes en el ser: Los temas fundamentales  son estrategias para una comunicación afectiva y eficaz, cómo funciona un grupo-aula,  escucha activa y empatía, resolución de conflictos, etc.

Desde lo experiencial, les llevamos  a reflexionar y cuestionarse diferentes aspectos: cómo somos como educadores, cuál es nuestra actitud en relación con los niños y adolescentes y cómo nos relacionamos con nuestros propios compañeros y las familias.

el foco pasa a ser la persona

Centrarse en la persona y no tanto en la aplicación de contenidos es fundamental para acompañar a los docentes en un proceso de autoconocimiento. Esto revierte directamente en la profesionalidad de la tarea docente, mejorando el bienestar y el clima de las aulas, favoreciendo el desarrollo socioemocional  de los niños y jóvenes.

Queremos aulas felices, niños contentos, motivados, curiosos y creativos. Para ello, necesitamos docentes felices, capaces de autorregular sus emociones, que estén presentes y sean responsables para poder acompañar desde todo su ser.

El docente se observa en el propio estar en el aula: con los alumnos, las relaciones con los compañeros y con las familias. Les ayudamos a explorar en el propio carácter y sobre los patrones de conducta que facilitan y dificultan la labor docente. Llevamos a la toma de conciencia para propiciar un cambio de mirada que proporcione bienestar y calidad humana a los centros educativos.

y entonces, qué pasa

Cuando el docente aprende a gestionar sus propias emociones favorece que el alumno se sienta acompañado y apreciado por sus profesores. Se produce una mejora en los aprendizajes y en la asimilación de competencias para la vida.

Se necesita una pedagogía de la interioridad donde poder crear las condiciones necesarias para que podamos sacar todo el potencial humano de los niños y adolescente. Emoción y aprendizaje son inseparables.

Inmaculada Banacloche  y Enrique Villatoro

Drala Gestalt Ibiza

*encuentra el original en el número de Abril de Aarti Vida Sana

 

FORMACIÓN DEL CARÁCTER

FORMACIÓN DEL CARÁCTER. Cómo llegamos  ser cómo somos.

De forma muy simple, podríamos definir el carácter como una serie de respuestas adaptativas, vitales en un momento dado de nuestra vida, que a fuerza de repetirlas se automatizan. Veamos un ejemplo:

Somos como una semilla con el potencial de convertirse en un árbol de unos 15m de altura. Igualmente, nosotros tenemos el potencial de ser “felices”, de encontrar un equilibrio adecuado con el entorno. Sin embargo, alcanzar ese potencial dependerá de varios factores.

Para esa semilla, no es lo mismo una tierra fértil que un pedregal, ni la cantidad de luz o humedad que tenga el lugar. Nosotros también dependemos de nuestro entorno: la familia, número de hermanos, lugar de nacimiento,… Sobre ese contexto no podemos influir sino que tenemos que adaptarnos.

Nuestro árbol nace hacia arriba para alcanzar su máximo potencial. Si cerca hay un árbol que le hace sombra, nuestro arbolito se inclinará en busca de luz. ¡Atención! ese movimiento vital e imprescindible para sobrevivir le aleja, temporalmente, de desarrollar su potencial, pero si no lo hace se muere. Más tarde, aunque el árbol grande que le hace sombra desaparezca, ese movimiento queda cronificado en un tronco que se mantendrá toda la vida. Ese tronco rígido sería el carácter.

De niños optamos por respuestas que, inicialmente, van en contra de nosotros mismos pero que son fundamentales para sobrevivir emocionalmente. Por ejemplo contener la rabia en un ambiente aversivo y violento, de forma que si no la contenemos el entorno nos daña más. Puede que de adultos tengamos dificultades en conectar con la rabia y, por tanto, nos cueste poner límites o decir NO a situaciones que nos resulten dolorosas. Nos contamos que somos miedosos, sumisos y no sabemos defendernos.

O sea, una respuesta que fue útil en un momento de nuestras vidas por unas condiciones del entorno, queda cronificado y automatizado aunque ese entorno cambie. Igual que aquel tronco, perdemos libertad de actuar de manera diferente a la aprendida. Esa pérdida de libertad repitiendo respuestas, útiles en un momento dado pero no es estos momentos, es a lo que llamamos el ego, el carácter, el rasgo….

El proceso de autoconocimiento a través de la Terapia individual o de la formación Gestalt, permite ser consciente de esos patrones crónicos de comportamiento para poder gestionarlos de manera diferente y flexible.

Todo un proceso de maduración y crecimiento personal.

 

Enrique Villatoro

Psicoterapeuta/docente Gestalt Equipo Drala

Miembro Supervisor AETG – Facilitador SAT Claudio Naranjo

Artículo publicado en el número de Diciembre de la revista Aarti Vida Sana

más info en www.dralagestalt.com

 

 

Eneagrama 7- La Gula, por el Dr. Claudio Naranjo.

Libro sobre Psicología de los Eneatipos: Carácter 7. Fundación Claudio Naranjo.

El pasado 22 de Febrero, acompañamos a nuestros colegas Enrique VillatoroAlbert Rams, Oscar Fontrodona, Lluís Fusté CoetzeeGrazia Cecchini y David Barba en la presentación de GOLOSOS, por la Fundación Claudio Naranjo y Ediciones La Llave

El libro es la presentación del cuarto volumen sobre la psicología de los eneatipos, carácter 7: La Gula, del Dr. Claudio Naranjo. 

La presentación del libro fue muy amena, divertida y a la vez profunda.¡ Un regalo escucharles!

www.fundacionclaudionaranjo.com

www.dralagestalt.com

 

El Lenguaje Corporal

lenguaje corporal

El Lenguaje Corporal

Estamos en una época  en que se ha priorizado el conocimiento científico,  lo cuantificable, lo que se puede medir. El pensamiento, el nivel mental  frente al nivel corporal y emocional. Se llega a veces a una desconexión entre cuerpo y mente que no sabemos lo que sentimos, o que sensaciones tenemos. Y ahí es dónde tiene que empezarse a prestar atención a nuestro lenguaje corporal.

Sin embargo, el cuerpo tiene su propio lenguaje, nos da una información que no siempre estamos abiertos a escucharla. Cuando somos niños estamos más en contacto con nuestras necesidades y tenemos más consciencia de ellas. Así, tenemos hambre, tenemos sueño, queremos un abrazo,… Pero conforme crecemos, vamos priorizando la mente, aparecen las órdenes o prohibiciones, perdiendo la espontaneidad infantil. ¿Cuántas veces nos decimos “si hiciera caso a mi cuerpo me pasaría el día durmiendo”? Si reiteradamente no le hacemos caso,  finalmente el cuerpo utilizará otra forma de expresarse por sí mismo. Por ejemplo poniéndose enfermo.Eso nos obliga a descansar, a darle lo que pedía y por tanto, a prestarle la atención que requería.

El cuerpo aporta mucha información, como hablamos, como nos movemos, pero también hay una memoria, una historia congelada.

Si movemos determinas partes del cuerpo, sobre todo aquellas que están rígidas o con tensión corporal aparecen recuerdos de sensaciones o sentimientos. Esos recuerdos o sentimientos forman  parte de nuestra historia y que permanecen almacenados en una memoria registrada en nuestros músculos. Esas experiencias que hemos vivido, principalmente de niños, las olvidamos a nivel mental. Pero esos sentimientos y emociones no expresados quedan como material inconsciente. Y nos condicionan nuestra forma de sentir y de actuar en el presente. Hacen que nuestro cuerpo esté rígido, en una determinada postura,o con unos nos movimientos estereotipados que nos anclan a una manera de ser y a un determinado carácter.

Movilizando el cuerpo

Moviendo esas zonas nos vienen recuerdos, sensaciones, emociones, que estaban fijadas, retenidas en el músculo, que al poderlas expresar , sacarlas fuera, nos libera, nos desatasca. Lo rico, es este material que surge a la superficie, sin buscarlo, sin saberlo, que nos sorprende por lo inesperado; si podemos trabajarlo, elaborarlo, comprenderlo, poder vivir asuntos inconclusos para poder darles una salida más sana, o cerrar una gestalt, vuelve a entrar en el cuerpo en su memoria y actuará con la misma o más intensidad que el registro  anterior  y esta vez para potenciar o posibilitar a la persona. Lo que nos hacia realmente daño era el material atascado, era un tapón, un ancla que no dejaba que ocurrieran otras cosas, que entraran cosas nuevas.

Asumiendo la responsabilidad

Nos valemos de un vehículo, la conciencia, conforme más nos demos cuenta y más comprendamos de nosotros mismos más avanzaremos, la conciencia no nos permite más engañarnos, solo es ciego el que no quiere ve. El ser consciente, nos conduce a ser responsable y comprometidos con nosotros y con nuestra vida., ya no nos sirve más quejarnos eternamente de aquello que no nos dieron o nos faltó de nuestros padres, perpetuando al niño, o ir repitiendo una y otra vez los mismos errores en la vida,  sino que como adultos que somos, nos hacemos conscientes de lo que nos faltó, de lo que si o no nos dieron, de lo que necesitamos,  haciéndonos responsables de cómo estamos viviendo nuestra vida en el presente.

Leonor Martorell

Psicóloga , Terapeuta Psicocorporal y Gestalt

Solicita aquí información sobre Formación Psicocorporal

Si deseas reservar hora para realizar una sesión de terapia haz click aquí

Psicología humanista: el camino hacia la salud y la vida

Psicología humanista y Gestalt

Psicología humanista: salud y vida a tu alcance

La Terapia Gestalt es una terapia perteneciente a la psicología humanista centrada en lo que le sucede a la persona en el momento presente. Se caracterizada básicamente entre otras cosas en desarrollar el potencial humano.

Desconocemos los mecanismos para llegar a nosotros mismos, es decir, creemos que nos conocemos. Actuamos por patrones automáticos y por un sistema de creencias heredados de nuestra familia, del entorno social, de la escuela… Todo ello condiciona nuestra manera de relacionarnos y los conflictos que de ello se deriva, generando en muchas ocasiones sufrimiento.

Un proceso experiencial y vivencial

Enfocarse más en el proceso, en lo experiencial y vivencial. Poner énfasis en lo que está sucediendo ahora. Lo que se está pensando y sintiendo en el momento presente. Esto es lo que en la psicología humanista se llama el aquí y ahora. Mirar la historia de la persona desde el presente para poder  resolver desde el ahora. Abordar las cuestiones que nos impiden avanzar en la dirección que deseamos desde el presente es la voluntad del Gestalt.

La Terapia Gestalt es un viaje hacia uno mismo. La reconexión con uno y  por ende, con el otro. Cuando uno elige el camino del crecimiento y la apertura de conciencia siente que está en calma, en equilibrio, uno hace las paces consigo mismo. Uno es uno con la vida.

La nueva perspectiva desde la psicología humanista

Tanto en su dimensión individual como grupal, y en función de las necesidades de cada persona, la terapia gestalt ayuda al individuo en su problemática haciéndole más consciente de cómo ha llegado al punto en el que se encuentra ampliando el campo de posibilidades; La psicología humanista devuelve al paciente su capacidad de elegir qué opción quiere tomar para afrontar la vida. La terapia facilita que la persona encuentre soluciones nuevas a problemas antiguos. Conocerse mejor y recobrar la creatividad perdida forman parte del medio y del fin de la psicoterapia.

Nuestra  escuela une dos grandes conceptos: Gestalt como estructura, forma proceso y totalidad de uno con el mundo, el aquí y ahora consciente. Y Drala, que expresa una actitud de sabiduría y el poder más allá de lo duala tarvés de la psicología humanista. La magia  corriente de lo experiencial que está al alcance en la vida diaria.

Seguimos  la línea de Claudio Naranjo, fuente de inspiración de nuestro trabajo desde hace más de 25 años.

Leonor Martorell

Psicóloga , Terapeuta Psicocorporal y Gestalt

Solicita aquí información sobre Formación Gestalt

Si deseas reservar hora para realizar una sesión de terapia haz click aquí

La Formación Gestalt como camino de la Transformación

La Formación Gestalt

La Formación Gestalt y nuestro camino de transformación.

En nuestro proceso de maduración personal desde niños hemos tenido que adaptarnos al entorno familiar, social, cultural, … . Lo más importante es que cada uno de nosotros ha utilizado una estrategia adaptativa básica y nuclear, que denominamos carácter. De este carácter es desde dónde surgen nuestras afirmaciones y creencias.Y es este carácter que se va generando en la infancia en ocasiones el origen del bloqueo. Porque en aquel momento fue útil e incluso vital para nuestra supervivencia. Pero ahora como adultos, se puede volver contra nosotros provocando malestar y sufrimiento.

A pesar de que nuestro entorno ha cambiado, estas afirmaciones y creencias del pasado siguen condicionándonos e influyendo. Limitan nuestra gama de respuestas adaptativas al entorno. Sufrimos por no saber dar la respuesta adecuada a las exigencias de cada situación.  No funcionamos con una versión actualizada de nuestro carácter, de nosotros mismos.

Cómo nos ayuda la Formación Gestalt

En este proceso de actualización y reencuentro es dónde la Formación Gestalt nos puede ayudar enormemente. Básicamente, la gestalt es un viaje hacia uno mismo. Es un proceso de reconexión con lo más profundo de uno mismo. Consiste en conectar con nuestras necesidades más genuinas y dirigirnos a satisfacerlas. Se centra en tres pilares fundamentales, el aquí ahora, la conciencia y la responsabilidad. Lo que nos sucede en el momento presente, darnos cuenta de todas nuestras percepciones y hacernos cargo de lo que nos sucede. Combinando estos tres aspectos favorecemos el desarrollo de nuestro potencial más humano.

Tanto en su dimensión individual como grupal, y en función de las necesidades de cada persona, la Formación Gestalt nos ayuda en la búsqueda del bienestar. Facilita la conciencia de donde estamos y cómo hemos llegado ahí; nos devuelve nuestra capacidad de elegir y nos arraiga en lo importante del momento. La terapia gestalt nos conduce a encontrar soluciones nuevas a problemas antiguos. Conocernos mejor y recobrar la creatividad innata como parte de la maduración personal.

Te acompañamos en tu transformación

En Drala Gestalt, somos psicólogos y gestaltistas que estamos comprometidos con el acompañamiento de personas en la búsqueda de su felicidad. Por lo tanto, la Formación Gestalt implica un proceso de autoconocimiento personal profundo, te dediques o no posteriormente a acompañar a otros. Ser un buen terapeuta gestalt implica ser una buena persona, formamos personas no solo terapeutas. Somos colaboradores directos y seguidores de Claudio Naranjo, que es nuestra fuente de aprendizaje e inspiración desde hace más de 25 años.

Lo más importante para Drala Gestalt es paz, confianza, seguridad, serenidad,… y todo está en nosotros, simplemente hay que saber buscarlo, ¡¡¡date una oportunidad de encontrarlo y fórmate como persona y como terapeuta gestalt!!! te lo mereces. Solicita una entrevista gratuita.

Leonor Martorell

Psicóloga, Terapeuta Psicocorporal y Gestalt

Si quieres concertar una sesión de terapia con Leonor haz click aquí

Si quieres información de las formaciones haz click aquí

Escuela Drala Gestalt en Barcelona y Ibiza 

× ¿Cómo puedo ayudarte?