Tag

formación archivos | Drala Gestalt

CÓMO SUPERAR UN TRAUMA PSICOLÓGICO

Qué es un trauma psicológico

Unos ejemplos de trauma psicológico: Miedo irracional, crisis de ansiedad, somatizaciones, obsesiones, adicciones, abandono de carrera por miedo, miedo a hablar en público, creencias que te limitan…….

Cómo reconocer un trauma psicológico

Podemos reconocer qué es un trauma psicológico: un accidente, una agresión violenta, abusos, etc.  Es más difícil reconocer el trauma acumulativo: un hecho desagradable se repite día a día y  daña a la persona,  como el  agua de mar, que gota a gota erosiona la roca. Por ejemplo, si  me siento inútil, que todo me irá siempre mal porque mi jefe cada día me desvaloriza. Así, el  hecho traumático puede ser un evento muy intenso. También un hecho más leve pero muy repetido en el tiempo. 

La reacción al miedo

Hay tres tipos de respuesta ante el peligro: huída, bloqueo y lucha. Si no podemos huir, el miedo queda congelado, nos paraliza. Se produce una desregulación orgánica y hormonal, dejando una huella corporal y emocional.  A nivel biológico, la alteración de la amígdala desequilibra los hemisferios cerebrales; el cerebro queda en estado de alerta, el cuerpo bloqueado y hay amnesia emocional.

El organismo hace una asociación ilógica entre el hecho y la respuesta. Ante una situación percibida con igual peligrosidad, la reacción desmedida es la misma y toda la energía se activa buscando una defensa. La persona pierde recursos para reaccionar en el presente por una vivencia traumática del pasado.

Vivir con un trauma

Muchas veces, en terapia me encuentro que algunos clientes han ido enfrentando esas situaciones, sin elaborar ni darse tiempo a digerir. Llega un momento que ya no pueden más y pierden la fuerza para seguir manteniéndose, para enfrentar las mismas situaciones. Esto sucede en duelos no elaborados, por ejemplo.

Estas experiencias bloquean el hacer cotidiano, afectando al contacto y a las relaciones interpersonales. Es aquí que recomiendo un tratamiento terapéutico consistente en varias sesiones para  detectar  qué hay  detrás de esa dificultad que hizo que esa situación quedó congelada y transformarla.

Qué efecto tiene la terapia en el tratamiento del trauma

Aplicando diferentes técnicas, ayudo a que la persona integre  la experiencia  física, psíquica y emocionalmente de modo que  los hemisferios cerebrales se equilibren.

Recuperamos la energía y la fuerza que quedó atrapada en la defensa y la persona  puede revivir la situación sin la carga emocional ni el bloqueo corporal.

Aquí encontrarás más información sobre la terapia relacionada con el tratamiento del trauma psicológico.

Leonor Martorell, Psicóloga y psicoterapeuta.

 artículo publicado en la revista Aarti, número Noviembre 2019 

 

¿Cuándo consigo cambios fundamentales en mi vida?

Meditación

Consigo cambios fundamentales en mi vida en muchas circunstancias y con mayor o menor esfuerzo. A través de la terapia gestalt, puedo tomar consciencia y responsabilidad del proceso:

Cuando soy honest@ conmigo mism@ sobre mis capacidades y limitaciones. La honestidad propia me permite ser un adulto cuando acepto que hay ciertas áreas en mi vida que requieren cambios y mejorías. También cuando comprendo que existen situaciones que están fuera de mi control.

Cuando expreso mis emociones. Reír, llorar, la tristeza e incluso la rabia son emociones saludables. Me conozco, y las manejo como un adulto en situaciones complicadas: al solicitar terapia profesional; al usar técnicas de concentración e incluyendo el ejercicio y la meditación.

Cuando me hago responsable de mis acciones en un esfuerzo de ser un adulto responsable. Entonces las disculpas y los errores se convierten en señales de fortaleza. Aprendo de los errores que cometo y no culpo a los otros, sino que reconozco mi parte de responsabilidad.

Cuando cuido de mi. Reconozco qué es mejor para mi bienestar físico y mental. El autocuidado básico, como una buena dieta y ejercicio, muestra respeto propio y responsabilidad, así como elegir relaciones estables.

Cuando soy yo mism@ y me mantengo abiert@ al cambio. A algunas personas no les importa lo que otros piensan, mientras otros tienen una perspectiva más conformista. Muchos adultos caen en alguna categoría intermedia, en la que cada extremo es para compensar tanto inseguridad como inmadurez. Para ser un adulto, aprende a estar cómodo en tu propia piel, tomar tus propias decisiones, depender de ti mismo y no temer al progreso personal.

La vida es un largo proceso de crecimiento que a veces necesita acompañamiento. Se trata de encontrar un equilibrio entre nuestro niñ@ interior y el adulto.

La Terapia y la Formación Gestalt ayuda a fortalecerse durante el proceso, y ver qué parcelas de tu vida precisan especial atención.  Se trata de un acompañamiento en el proceso de autoconocimiento, proporcionando herramientas para uno mismo y a través del trabajo con otros. Siempre es positivo y enriquecedor una orientación profesional que facilita un proceso de cambio que armoniza una evolución física, corporal, emocional y mental.

Leonor Martorell
Psicóloga y Terapeuta Psicocorporal y Terapeuta Gestalt
Certificada por la AETG

“Caminamos juntos por distintos caminos” Experiencia de técnicas Gestalt

Cuando intentamos cambiar algo de nosotros solemos empezar  a manipularnos, entramos en la exigencia que tan a menudo nos hace sentir culpables y solemos entrar en guerra con esa parte de nosotros que quiere cambiar y la que se resiste al cambio. Aun cuando conseguimos un cambio desde ahí, el precio suele ser el conflicto y la confusión. Generalmente, cuanto más tratamos de cambiar más difícil se torna la situación. Aquello que forzamos se inhibe y el cambio real parece resistirse más y más. Paradójicamente, al actuar de esta manera, alimentamos precisamente aquello que queremos dejar atrás.

Leer Más

El cambio. Un enfoque gestáltico

Cuando intentamos cambiar algo de nosotros solemos empezar  a manipularnos, entramos en la exigencia que tan a menudo nos hace sentir culpables y solemos entrar en guerra con esa parte de nosotros que quiere cambiar y la que se resiste al cambio. Aun cuando conseguimos un cambio desde ahí, el precio suele ser el conflicto y la confusión. Generalmente, cuanto más tratamos de cambiar más difícil se torna la situación. Aquello que forzamos se inhibe y el cambio real parece resistirse más y más. Paradójicamente, al actuar de esta manera, alimentamos precisamente aquello que queremos dejar atrás.

Leer Más
× ¿Cómo puedo ayudarte?